hombres

¿Qué música escuchan los hombres de Tinder?

¡HOLA CASOS AISLADOS DEL TINDER!

¿Vosotras tenéis una sociedad OffShore en Panamá? Yo no. Tampoco soy fiscala anticorrupción, a lo mejor es por eso.

 

No sé exactamente desde hace cuánto, pero lo cierto es que llevamos unos meses pudiendo elegir nuestra “canción de culto” en Tinder. Ahora puedes mostrarle al mundo tus selfies, una breve descripción de ti, tus fotos con filtro de Instagram y la música que dices en alto que escuchas. O la que pones en la sesión privada del Spotify. Bueno, que escuchas entre los ochenta anuncios del Spotify [inserta aquí un anuncio de Spoti, yo es que no lo uso].

Pues sí, queridos y queridas, ver el perfil de un tío en Tinder me supone un rato largo. De media, a la hora veo unos cinco perfiles. Cuanto menos es entretenido. Me tengo que leer sus descripciones, ver sus mil novecientas treinta y tres fotos haciendo paracaidismo, y por último hacer un estudio de su Instagram. Todo esto con la banda sonora de fondo correspondiente a cada hombre. Cuando he decidido si darle un Like o pasar de él, considero que ya conozco al chaval en cuestión como si llevara diez años viviendo con él. Así que la decisión está 100% fundamentada.

Sé que todo esto puede sonar creepy, pero vosotros habéis elegido crearos un perfil en Tinder, no me vengáis ahora con nimiedades.

¿Y qué escuchan los hombres que están en Tinder?

Ellos mismos dicen que escuchan cosas muy modernas: indie, rock alternativo, grupos tan nuevos que ni se han formado. MENTIRA. A todos tarde o temprano se les escapa su placer oculto. Siempre, entre grupo cool y cool aparece la verdadera verdad musical de este país. Y la única verdad ES QUE SOMOS TODOS UNOS HORTERAS DE MIERDA.

01.jpg

Maná está de moda. Y Luis Miguel ni te cuento.

La Vida Moderna ha vuelto a poner a Maná en el foco del panorama musical mundial, que es donde realmente pertenecen. Pero no en la base del foco, qué va, en lo alto. Y mirad a Luis Miguel, qué mozalbete por aquella época en la que cantaba esa canción que nadie conoce: “Ahora te puedes M…” (¿orir?) Igual solo desconozco de su existencia yo, pero en esta vida si no generalizas no vales nada.

La canción del verano milenio:

02.jpg

Luis Fonsi y Daddy Yankee poniendo banda sonora al Tinder de los emprendedores.

Reconozco que cada vez que un tío tiene puesta “Despacito” como canción de culto en Tinder 1º) no juzgo, 2º) me escucho los 40 segundos que Spotify nos permiten escuchar. Y la bailo, allí donde esté. Y además le doy un Like al chico, sea quién sea. Parece ser que ya he sobrepasado mis zonas de peligro hasta provocar mis gritos, y ya he logrado olvidar mi apellido. Y no he hecho de mi cuerpo un manuscrito pues no sé por qué, supongo que porque no está hecho de papel. En realidad me apellido García, y no tiene pinta de que vaya a lograr olvidar semejante originalidad pronto.

03.jpg

Quejarte de Despacito e incrustar un remix de Sonia y Selena a cambio.

Supongo que muchas personas utilizan la “canción de culto” como ironía, pero debéis saber que a menudo vuestras ironías no se entienden. A mí si me pones a Sonia y Selena, asumo que te gustan Selena y Sonia. Sobre todo si pones el remix del año 2011, porque eso indica que has ido más allá de la versión original. Amigo de 25 años de edad, he escuchado esa canción y no se merece un remix. Francamente te lo digo.

04.jpg

Pensé que se prohibió la escucha de la canción de Sergio Ramos una vez eliminada España de la Eurocopa 2016.

A ver, compañeros, os cuento una cosa: se os ven las canciones que escucháis en Spotify, no solo la que proclamáis como vuestro himno, el resto también. Y hacedme el favor de no escuchar a Sergio Ramos cantar, que no se lo ha ganado. Ni con autotune.

05.jpg

Si eres nuevo en Madrid no escuches Dov’e L’Amore, por lo que más quieras, nadie te va a enseñar la ciudad.

Yo creía que esa canción ya no la ponían ni en Kiss FM. No la escuchaba desde el año 1998.

Cher tiene 71 años. Y con este golpe de realidad, pasamos al siguiente caso:

07.jpg

Como canción de culto elijo a un rapero, y luego me mola Bustamante como al que más.

No creáis que soy cruel con los gustos musicales ajenos, muchas veces entro a Tinder simplemente para escuchar música, y cuando descubro que alguien ha elegido a Bustamante me emociono. Felicidad plena. Tenía pensado decir más acerca de lo que me produce este señor, pero por favor, os invito a ver este vídeo y lo sabréis al instante sin que hagan falta palabras.

Otro Like pa ti por hacerme revivir estos momentos.

08.jpg

Como el agua de mi fuente…

Tuve un match con este chico y toda nuestra relación se basó en intercambiarnos canciones de Mocedades. Un chico de pueblo, pero con saber escuchar.

Vida, algo así, eres tú.

09.jpg

¿Escuchar Rick Astley no es ilegal?

Y como no solo hay que aparentar que escuchas música, sino también aparentar que la creas, aquí me despido con uno de los artistas del Tinder:

10.jpg

Artista urbano y compositor cual pianista de Camela del año 2017. Nunca dejes el chándal, amigo.

Y ya sí, finalizo esta mierda de post con una posdata necesaria: DEJAD DE DECIDNOS QUE SABÉIS BAILAR KIZOMBA. No os vamos a dar más likes por eso.

Anuncios

Tipos de hombres en Tinder: el Ejemplar Tengo una Afición

En Tinder es igual de fácil juzgar que categorizar. Seré cruel al hacerlo, pero todo el que haya estado en esta app lo ha vivido exactamente igual que yo. No nos culpemos. Hay hombres muy fáciles de detectar, como los resentidos, que reconocerás porque quieres dejar de compartir planeta con ellos; o los entrenadores personales, que reconocerás porque a veces se les olvida enseñar su cara y solo enseñan abdominales.

Pero aquí hemos llegado a un nuevo prototipo de hombre, el más simple de los que hasta ahora se han visto en este blog. Ni siquiera podría escribir una entrada entera dedicada a cada uno de los subejemplares que ahora vais a conocer si no tenéis Tinder (si tenéis Tinder lo único que vais a hacer es decir “otra vez no, por favor”). Mentira, claro que podría hablar largo y tendido sobre ellos, pero sería soporífero y me acabarían echando de Internet.

Sin más dilaciones, aquí os presento a los distintos ejemplares de esta gran especie:

EL EJEMPLAR TENGO UNA AFICIÓN*

Del lat. affectio, -ōnis ‘afección’.

*Debido a la recomendación de la Fundéu he cambiado todas las palabras “hobby” para optar por la alternativa española “afición”. Gracias, Fundéu, has llenado el hueco del lenguaje de mi corazón que nunca pudo ocupar la RAE.

“¿Qué tipos de aficiones tienen los señores de Tinder?” Os estáis preguntando las que no tenéis Tinder. Pues apasionantes, claro. O eso te van a hacer creer, porque son una mierdaca. Pero es que si no se quieren ellos, cómo vamos a quererlos nosotras.

DE AFICIÓN, LOS COCHES

01.jpg

Me encanta ser feliz desde lo alto de mi BMW mirando…….. al……. cielo…….

A ver, colegui, ¿qué te hace pensar que me vas a conquistar con una foto subido a tu coche? ¿Eres consciente de que he tenido que borrarte yo tu propia matrícula? ¿De dónde ha salido ese filtro mierdagramer? ¿Alguien te ha dicho alguna vez que solo hay que poner tres puntos suspensivos? ¿Qué te hace pensar que tienes algo de especial porque te guste ser feliz, disfrutar y sonreír? ¿En qué momento se te ocurrió hacerte esa foto? ¿En qué momento se te ocurrió que era buena idea subirla a Tinder? ¿Por qué eres así? ¿Por qué?

02.jpg

La cara no te la enseña, pero la foto-Jaguar te la llevas de regalo

Donde esté un buen Jaguar que se quiten las personas. Y que no te llamen superficial, que todo el mundo sabe que un tío enamora por su coche. Cuando mi abuela me pida una foto del chico que me gusta, ya tengo qué darle. Seguro que me dice que le cuide bien, que este sí va a ser para siempre.

DE AFICIÓN, LAS MOTOS

03.jpg

A tres metros sobre el cielo y a dos segundos de borrarme Tinder.

Claro que sí, ponerse una foto motera con una chati a tus espaldas de paquete te da puntos. Highway to Hell, Easy Rider, Sons of Anarchy. Bueno, casi. En realidad estoy más lejos de darte un like que de ir con una pancarta a animar a Dani Pedrosa. ¿Dani Pedrosa sigue vivo? ¿Alguien puede confirmarme esto? Siempre pensé si le pintaran una cicatriz en la frente no sería capaz de distinguirle del Harry Potter de las pelis.

DE AFICIÓN, PILOTO

04.jpg

Le pidió la chaqueta al piloto de verdad para hacerse la foto cuando le dejaron entrar en la cabina por ser su cumpleaños

Bueno, supongo que más que afición a ser piloto, se ganan la vida con ello y por tanto es un trabajo. Pero, ¿por qué hay tantos? Tengo la sensación de que el porcentaje de pilotos en Tinder es superior al real. ¿Seguro que ligáis más siendo pilotos? Por favor que alguien me confirme esto también.

Hombres del Tinder, ¿podéis también confirmarme cuál es el porcentaje de mujeres pilotas que hay en la app? Que por cierto, pilota está aceptada, lo dice otra vez la Fundéu.

05.jpg

Ya quisieran Han Solo y Chewbacca tener ese arte. Y el palo del selfie también, claro.

Pilotos usuarios de esta aplicación, ¿cuando estáis en mitad de un vuelo lo dejáis todo para haceros una foto para Tinder? Avisadme también si esto pasa que al final creo que voy a ir en Blablacar a un sitio este verano.

DE AFICIÓN, VIAJAR

06.jpg

Amigas, amigos, os presento la foto más repetida de todo Tinder.

¡Qué original, pero si te gusta viajar! Cada día me sorprendo con la cantidad de hombres que deciden en Tinder proclamar a los cuatro vientos lo feliz que les hace viajar. Como si al resto de seres humanos nos flipara encerrarnos en nuestra casa para siempre.

Otro tema que podemos tratar es cuando estás en Madrid y decides ponerte una foto del Retiro como si fueras un intrépido aventurero. Querido, eso no se considera viajar.

07.jpg

¡Guau tío! ¡¿Cómo lo has hecho?! ¡¡Pero si parece que estás empujando la torre de Pisa!! ¡Qué ocurrencia!

Por favor, sigue viajando. Eso que tienes se cura.

08.jpg

Te ha quedado genial, fijo que no has estado tres minutos moviendo la mano milímetros para el encuadre.

A ver, que digo yo que se puede viajar sin hacer este tipo de fotos. O háztelas y compártelas contigo mismo y por favor, con absolutamente nadie más. Con tu familia si les pareces gracioso.

DE AFICIÓN, EL FÚTBOL

09.jpg

¿En serio te pareció buena idea subir esta foto a Tinder?

Nada atrae más a una mujer que un grupo de machitos celebrando La Décima. Por cierto, alguno podríais regalar a vuestro colega el del medio la camiseta del Madrid, que el pobre tiene que coger una camiseta blanca cualquiera para no desentonar. Bueno, y al de atrás otra. Vaya grupo de colegas, la virgen.

10.jpg

Ingeniero, pensador, amante del Wanda Metropolitano y un poquito Hooligan

Si estás dudando entre subir una foto a Tinder rodeado de bengalas pareciendo un tifosi vandálico, piensa primero cuál es tu objetivo en Tinder. ¿Por qué entraste aquí? Creo que era para ligar. Ah, pues igual no lo vas a conseguir así. Mira qué fácil deducción era, hasta podías haberla hecho solo.

11.jpg

Me rindo ante Tinder.

Terminamos las paletadas futbolísticas con este fotón que combina todo lo bueno del mundo occidental: el Real Madrid, una sala de prensa, un buen peluco, un dedo fucker, unas gafas de sol indoor y un banner de la undécima que te coloca Facebook si se lo pides. Cómo no te voy a dar un like si me apareciste en Tinder por undécima vez.

Cómo empezar una conversación en Tinder: ¿Qué tal?

Queridos dos o tres hombres que me leéis, he sucumbido a vuestras necesidades de ligoteo y aquí llego con una clase muy instructiva. En ella aprenderéis a iniciar una buena conversación por Tinder que os lleve incluso, ¡incluso! a quedar con una chica real, de las que si levantas el brazo puedes hasta llegar a tocarla. Una chica con ojos, tetas, piel, pelo, músculos, huesos, articulaciones, células, mocos, heces.

No puedo aseguraros que esto funcione para todo el mundo, pero no pasa nada por intentarlo. Ya me contaréis luego.

Empezamos por el principio: tú, hombre heterosexual y deseoso de pillar cacho, abres Tinder como cualquier día. Pongamos que tienes unas fotos y/o descripción sugerente, y ¡FUAAA! ¡It’s a match! ¡Tú y Juani se gustan! ¿y ahora qué? piensas. Pues ahora, a hablar. Se te abre un mundo de posibilidades. Tinder te sugiere que hables con Juani, que seguramente te esté esperando y ella pase de hablarte porque las mujeres somos muy nuestras, nos han criado para esperar al hombre sin pronunciar una sola palabra y sin enseñar los dientes no vaya a ser que tengamos espinacas en las encías. Obviamente no vamos a hablar nosotras a un desconocido sin haber comprobado antes que es capaz de trepar por nuestras doradas trenzas. Lo que al año 2017 vendría a ser “qué pereza me da la vida, que me hable él”.

Así que, hombre patriarcal, te toca hablarme.

Lo que no debes hacer:

Si quieres que nuestra conversación dure más de dos frases, di algo interesante.

01

Aquí murió nuestra conversación

Jamás vas a conseguir quedar con una mujer si no eres capaz de avanzar más allá del “¿qué tal?“. Ya sabemos que estamos todos bien, es hora de proceder con novedades en el frente.

Mujer, si a pesar del “¿qué tal?” el chiquillo te ha parecido que se merece una oportunidad pero no sabes cómo alargar la conversación, porque en realidad tú tienes el mismo nivel discursivo que el hombre tras la pantalla de Tinder, te propongo hacer como yo: repite todo lo que dice él.

032.jpg

Para que no quede como una burla puedes probar a poner una admiración menos que él o un acento en el qué.

Así le cedes el turno y será él el que tenga que contestar al fatídico ¿qué tal?. También le tocará a él manifestar una pregunta nueva con la que poder juzgarle del todo y decidir si merece la pena seguir con esta tortura de diálogo.

Hombres del Tinder: haced mejores preguntas, por favor.

042

Aquí murió nuestra conversación Vol. II

Si te sigue aburriendo, prueba a ser un poquito más seca con él, acabando las palabras con puntos y sin alargar las últimas vocales. A ver si así se decide a preguntar algo novedoso. Si ves que no, vuelve al punto anterior: la imitación.

Eso sí, aconsejo no usar este recurso demasiado porque es posible que acabes siendo incapaz de abandonarlo y termines jugando contra ti misma a ver cuántas veces eres capaz de repetir el mismo patrón sin que el oponente abandone:

05.jpg

Andrés acabó por pasar de mí cuando descubrió que no era capaz de salir del yonoytú

Otra de las cosas que no debes hacer es insistir cuando obviamente está todo perdido. Si ves que tu entrada triunfal no ha tenido éxito, si ves que vuestra conversación ha muerto, no fuerces. En serio, pasamos de ti, no es que no nos funcione Tinder.

09.jpg

Desayuno ganas de que te calles

Lo que puedes arriesgarte a hacer pero es posible que no te de buen resultado:

Echa un piropo. Ahí, con valor. Con originalidad. Que te haga quedar como un caballero atento, educado, detallista, ingenioso.

02.jpg

Cómo prosigue esta conversación lo descubriréis cuando escriba un post sobre hombres que se enfadan por Tinder

Si decides alabar la foto de alguien, asegúrate de verla antes.

También puedes empezar utilizando la frase que las mujeres hemos nacido para oír y que nunca nos decís lo suficiente:

07.jpg

Bueno bueno bueno, Alberto, pero qué gracioso eres, pero cómo me gustas. Casémonos ya mismito.

Si te llamas Alberto igual sientas ese irrefrenable deseo de amarme.

Otra de las cosas que puedes hacer para empezar una conversación es desear un buen día / mañana / tarde / noche / lunes / martes / domingo / merienda / cena / semana santa / vacaciones etc. Pero te arriesgas a lo obvio:

08.jpg

Al pobre le despaché en la primera frase, pero por inercia

Cierto es que no se puede ser así. Como consejo personal, te digo que no cojas un hábito como me ha pasado a mí. Prueba a ser amable, las personas lo agradecen.

Lo que sí debes hacer:

Empieza la conversación con un Gif. En Tinder hay millones, algunos verdaderamente maravillosos, y debes aprender a ser capaz de mantener un diálogo exclusivamente mediante Gifs. Confío en ti.

Te aconsejo usar Wifi, que una vez en una pelea de Gifs me quedé sin datos.

06.jpg

Así se entra, joder. Por la puerta grande.

No todo podía ser malo, no soy tan cruel con la masculinidad. Hay hombres en Tinder que me caen bien, y para que veáis que es cierto, aquí pongo un ejemplo de un buen inicio de conversación, que es posible que comenzara con un ¿qué tal? ¿de dónde eres?, pero que supimos superarlo:

10.jpg

Enaltecer y desenaltecer La Mancha me conquista

Todos estos consejos es posible que os lleven a la cima del éxito. También es bastante posible que no. Lo que quiero decir es que haced lo que os dé la gana, yo no tengo la sabiduría total ni sé qué es lo que le gusta a cada mujer que le digan. Porque como es posible que ya os hayáis dado cuenta, cada una te contesta una cosa distinta, y aunque yo no sepa, seguro que hay muchas que son capaces de proseguir con una conversación tras un ¿qué tal?. Todo es ponerse.

CONCLUSIÓN:

  • Hombre: Sé original. Sé capaz de sobreponerte al ¿qué tal?, pregunta otras cosas, cuenta algo. Sé majo.
  • Mujer: Sé original. Sé capaz de sobreponerte al ¿qué tal?, pregunta otras cosas, cuenta algo. Sé maja.
  • Persona no identificada con ninguno de estos dos sexos: Sé original. Sé capaz de sobreponerte al ¿qué tal?, pregunta otras cosas, cuenta algo. Sé maje.

CONCLUSIÓN FINAL:

  • Olvida todo lo que te he contado, no vale de nada.

Como este final ha sido muy intenso por mi parte, cosa que no me esperaba cuando escribí la primera palabra de este post, os dejo a un señor que va repartiendo amor por Tinder:

11.jpg

El susto que te llevas cuando Donald Trump te da un superlike.

¡Cómo está Tinder! La primavera la app altera

Últimamente me había dado un descanso en Tinder. Como a todo el mundo, a mí también me agota. No estaba en la típica fase “¿qué hago aquí? Esta app no es para gente como yo”, que más de uno conocéis de sobra. Esa fase se pasa la primera semana de tener Tinder en el móvil. Una vez que asumes lo que haces en Tinder y que la civilización está involucionando puedes seguir con tu vida diaria. Y en la vida diaria a veces se abre Tinder y a veces no. A veces Tinder le hace feliz a una y a veces una se arrepiente de tenerlo descargado.

La cuestión es que esta semana he vuelto a entrar a ver qué se mueve en esta, nuestra deep web, desde que ha llegado la primavera. Y lo que he visto os sorprenderá. No, a Bustamante aún no le he encontrado, seguiré probando suerte. Pero he encontrado cosas muy bizarras que creo necesario compartir con el mundo. ¿Será esta mi publicación más inconexa? Seguramente. De nuevo, he tenido que dejar fuera a muchos hombres muy buenos candidatos para entrar en el post de hoy. Es que la primavera remueve todas las hormonas que cabalgan por Madrid. No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena, jamás.

Todos estos señores me los he encontrado esta misma semana. Y me preocupa.

En primer lugar tenemos a Julio, 29 años. Os transcribo su descripción porque aquí no cabe y merece la pena:

“Ya viste al que posa con su coche. También viste al que posa con su perro. El que tiene una foto en la playa para enseñar su trabajo en el gym… o al viajero… Todo eso te lo podría enseñar yo, pero ninguno lo que ves ahora. ¿Quieres conocer más y quizás ser la nueva capitana de uno de mis barcos?”

01.jpg

Julito tiene más de 30.000.000 francos suizos en su cuenta bancaria. A no ser que el cambio CHF-EUR esté muy mal, Julito es rico. O ha hecho una foto a la cuenta bancaria de Bárcenas, todo puede ser. O que se lo ha inventado, vaya.

Pues eso, que si no ligáis es porque no ponéis vuestras cuentas bancarias en Tinder. O que vuestras cuentas bancarias están al descubierto. Yo sin embargo caería hechizada con un pantallazo de una buena deuda, no podría evitar dar un like. A mí mi corazón me funciona por pena.

ACTUALIZACIÓN: Tengo que dar las gracias a una persona amable que en Facebook me ha iluminado acerca del señor de la cuenta bancaria suiza. También doy las gracias a la persona amable que me ha permitido entrar en Forocoches. Resulta que Julio tiene una cuenta en forocoches y se ha hecho este perfil en Tinder solo para hacer un estudio, más o menos como el mío. Solo que él ha usado el BIG DATA. Este es un ejemplo de las cosas que ha hecho:

IMG_06042017_154415_0.png

Aquí tenemos al segundo hombre de la semana: Iván, 29 años y de Murcia. ¿Los de Murcia no tienen otro sitio donde ir a ligar? O que se apunten todos a Casados a Primera Vista, que les funciona muy bien.

02.jpg

Solo leerle con acentico murciano me da la vida. Sobre todo la parte en inglés.

Un chico con valores, que busca de todo incluyendo calabazas sin convertirse en un degenerado. Y acabando las frases con un xD que siempre rebaja tensión y aumenta la felicidad. Murcia, a tope.

Acabo de caer que en ningún momento ha mencionado que él sea de Murcia y yo ya le había crucificado. Soy muy prejuiciosa. Perdóname, Iván. A no ser que seas de Murcia.

Seguimos con el tercer hombre con las hormonas alteradas, arribísima ya y manejando Photoshop el editor de fotos de Tinder.

03.jpg

Filtro foco de luz, filtro blanco y negro, añadir bocadillo arriba y texto abajo. ASÍ HACEMOS LOS NIGGAS.

Jijiji no hay editor de fotos del Tinder, es mentira. Jíbiri jíbiri. O al menos que yo sepa. No soy la máxima autoridad de Tinder.

Seguimos con el cuarto:

04.jpg

Diego se ha hecho una foto con Mulán arrimando lomo.

Oye, pero este tipo de fotos ¿en serio que a alguien le producen algún sentimiento? ¿Algún sentimiento que no sea Pero esto por qué?

¿De qué hablarían Diego y Mulán? ¿bebieron té? ¿Será más raudo que un río bravo?

El quinto hombre de la semana primaveral me alegró la existencia:

05.jpg

A 7.528 km de aquí está de moda hacer este baile entre Bollywood y el típico paso que hago yo cuando bailo en serio.

¿Qué clase de baile es este? ¿Por qué me atrae y me espanta a la vez? ¿Dónde ha comprado ese traje? He preguntado a Google, y a 7.528 km de mí se sitúa la ciudad de Tashken, capital de Uzbekistán. Ojalá todos sus habitantes se muevan así.

Os presento al sexto señor, otro fervoroso amante de la primavera:

06.jpg

Ugh. Acaba de venirme un provechito con un poco de vómito.

Este señor es más intenso que Twitter con Ramón Espinar comprando Coca-Cola. Ramónespinar, nunca pares de entretenernos, por favor. Si vas a lastimarnos, que sea especulando con un piso de protección oficial.

Pasamos a Daniel, séptimo de la lista:

07.jpg

Me pidió un chiste y un chiste le di:

08.jpg

Nunca me contestó 😦

Se trata de un chiste antiguo muy asentado en mi círculo cercano y que hoy en día ya no escandaliza a nadie. No sé por qué se me ha ocurrido compartir esto con ustedes, lectoras y lectores.

ACTUALIZACIÓN: Me ha contestado con un “lol” y acto seguido ha incluido un chiste sobre croquetas. Ámame, Daniel.

Octavo. Si Dios descansó al séptimo día es porque el octavo iba a acabar así:

09.jpg

¿Que si aún tengo dientes o que si quiero una ambulancia?

Estuve un buen rato mirando la foto y o el chaval sabe disfrazarse muy bien o no entiendo el contexto. ¿Así se liga en el 2017?

El noveno chiquín de la semana inició una conversación conmigo y en un momento dado salió por la tangente dando un giro muy inesperado:

10.jpg

Lo que le gusta a un tío una teta. Tema más que recurrente en Tinder.

Y finalizamos la semana primaveral con la décima y última persona digna de mención. Sí, es un ejemplar entrenador personal, como bien dice su foto. Sé que ya he hablado de este prototipo de hombres de Tinder, pero jopetas, es que no dejan de sorprenderme.

11.jpg

Por favor, dime dónde está ese fondo que me quiero hacer un selfie así yo también.

Y así en abundancia he visto esta semana, pero no puedo poner muchas más fotos que se me peta el blog. Mientras sigo decidiendo si soy feliz o me arrepiento de meterme en Tinder, os cuento que me ha salido un seguidor tan seguidor que se ha creado un blog como el mío. Se llama Yo también me metí en tinder y es un hombre. No le conozco, pero si le conociera le diría a la cara que ha puesto un nombre muy muy original para su blog. Pero me cae bien, se lo curra más que yo, que tampoco es difícil últimamente. Es mi broda de blog.

PD. Hombres de Tinder, no me decepcionéis en Semana Santa. Dadme Ku Klux Klan.

Parejas de Tinder: ¿Existen?

¿Es posible echarse un novio o novia de Tinder o es igual de irreal que un unicornio? Pues como el propio Pablo Escobar sabe, un caballo puede convertirse en unicornio, así como un cualquiera de Tinder puede convertirse en tu pareja. No es tan difícil, en realidad. Solo hay que hacer un poco de criba. O casi mejor ni hacerla.

Cómo echarse un churri de Tinder

El primer paso, básico pero no por ello menos digno de mención, es conseguir matchs (¿Cómo es el plural de match en spanglish?). Para ello os recomiendo bajar el listón. Puede sonar contradictorio, pero solo quedando con 50 personas podrás elegir a una de ellas, y comparando con las otras 49 seguramente te parezca lo mejor de este mercado capitalista del amor llamado S.XXI.

El segundo paso es iniciar una conversación, o al menos contestar cuando te escriban. Ya sabéis que hay muchos resentidos en Tinder que les duele el corazón si no contestáis, así que no les hagáis llorar.

03.jpg

Alex, mi match de diciembre de 2016 se quedó en el cementerio de matchs sin conversación. Tinder me lo recuerda si le miro.

Una vez iniciada la conversación, de todos es sabido, debes abandonar Tinder para subir un escalón en la pirámide del amor milenial: Whatsapp.

01.jpg

Yo pensaba que a la gente se la conoce mejor por Tinder.

Entre el whatsapp y la vida conyugal hay muchos otros pasos que no me considero capacitada de exponer, porque en realidad ni sé cuáles son. Yo es que más allá de Tinder no soy capaz de ver. Lo que sí te recomiendo es que el pretendido te guste, al menos un poco.

¿Cuándo debes eliminar Tinder de las apps de tu móvil?

Pues mira, si vas a tener esta conversación, casi mejor que no la tengas conmigo. Lo mejor es que lo decidas tú, que ya estás metida en una pareja aunque no lo quieras ver. Eso sí, si quieres mi consejo, no abandones nunca Tinder, por favor, pero si es lo más.

Te recomiendo decidirlo con tu nueva pareja. Pero vamos, que no te lo quites.

¿Deberías mentir a la gente sobre cómo os conocistéis?

02.jpg

Javi es partidario de la sucia mentira. Y del alpinismo (¿habéis visto a algún escalador en Tinder? Yo nunca. Ni una vez. Excepto cada vez que paso un perfil)

Aquí pasa lo mismo que antes. Casi mejor que decidáis entre los dos qué vais a contar a la gente, más que nada para que vuestra versión sea consistente.

Bueno, que yo he venido aquí a hablar de otra cosa y me entretengo.

Teresa y César, una pareja feliz

Por cosas del destino el otro día quedé con una pareja salida de Tinder para que me contaran sus experiencias. Y eran majísimos, así que no vais a leer nada malo sobre ellos, os aviso ya mismo.

Primero escuché la versión de ella, luego él contó la suya. Se conocieron en Tinder hace dos años, cuando por lo visto era mejor si eras mujer heterosexual. Según Teresa, hace dos años había más chicos interesantes, y según César, las chicas eran únicamente muy pijas o muy chonis. Así que si tenéis un amigo interesante con una novia muy choni o muy pija y te repite que se conocieron en un bar hace dos años, sospechad.

“Tinder ha cambiado mucho”, me dijeron entre suspiros melancólicos. Y lo saben bien porque han decidido volverse a descargar la app para echarse unas risas, que yo no entiendo a la gente pero por lo visto está de moda hacerse Tinder para reírse. Que digo yo, no hace falta que os riáis de mí y mis patéticos semejantes.

Ella tenía fotos artísticas, de estas que cualquier tío de Tinder da un like porque están bien. Él solo tenía fotos de paisajes, no se le veía la cara. La próxima vez que penséis en haceros Tinder pero sin mostrar vuestro agraciados rostros, que sepáis que vais a acabar en pareja formal.

Según Teresa, César eliminó la app nada más conocerse. “La verdad es que he tenido mucha suerte en Tinder”, dijo él mirándola con todo el amor del mundo mientras mi corazón se derretía en mitad de una celebración muy loca de San Patrick’s Day, queriendo yo abrazarles mucho. La celebración también incluía una rifa de unas 300 camisetas, y yo estaba al lado del chico que iba desgañitándose anunciando los números con el mismo deje que los de La Vida Moderna. Y ahora me acabo de acordar de que esta semana he conocido a unos chicos que solo hablaban como los de La Vida Moderna. Y que mi vida es un bucle de frases de La Vida Moderna y que por favor alguien amable que me haga salir de esto (le dice la hija al padre).

En mitad de todo este pensamiento me saludó una voz conocida que resultó ser un fan de mi blog, que actualmente se dedica a elaborar cerveza casera en su garaje para regalarla y obtener así pérdidas. Hay gente que no tiene espíritu emprendedor, no como los CEOs del Tinder.

Lo que sí aprendí de esta pareja de enamorados es que siempre que no sepas donde quedar, se queda en Sol. La de parejas tinderianas que el oso y el madroño habrán visto florecer. Y a raíz de unas pocas citas en Sol, se hicieron novios. Los padres de César piensan que se conocieron en el gimnasio, los padres de Teresa ni se acuerdan porque son tan novios que ya nadie se plantea que se puedan conocer de Tinder.

Teresa es fotógrafa, y muy maja. Aquí os dejo su web: https://www.somniumph.com/

César es pianista y punky, pero no tengo su web ni sé si tiene web. Si miráis a un punky con desdén, es posible que luego resulte ser pianista y que a vuestra propia abuela le emocione.

Son tal para cual. Y ahora tienen matching tattoos.

Y hasta aquí todo lo que he aprendido, qué cosas, viva el amor. Este post me ha salido muy moñas y muy poco hater, lo siento si os he defraudado. Para remontar el vuelo me despido con un emprendedor:

0fin.jpg

¿Cuántas haches tiene el nombre de Jhohnhahthahnh? 

Tipos de hombres en Tinder: El Ejemplar Resentido

Estimadas amigas, la semana pasada estuve muy ocupada reivindicando la lucha de las mujeres. ¿Significa esto que no he entrado en Tinder? No. Yo es que estoy a todo. ¿Es posible que el feminismo esté llegando poco a poco a nuestra querida app? Claro que no. Los hombres que vais a ver ahora definitivamente no son feministas. Ni aliados. Ni siquiera simpáticos. Son unos resentidos de mierda.

Después de las entregas del Ejemplar Entrenador Personal y el Ejemplar Pacma, llegamos con un nuevo fascículo de los prototipos de hombres en Tinder: Los hombres que no amaban a las mujeres. Los hombres a los que la vida les ha tratado mal. Hombres víctimas del matriarcado. Por favor hacerles casito que están tristes. Por favor celebrad con ellos el día del hombre, que necesitan más protagonismo en la historia.

Pensaréis que soy una exagerada y que seguramente no haya muchos así por Tinder. Pero haberlos haylos. Bastantes, además. Mejor verlos:

EL EJEMPLAR RESENTIDO

adj. Dicho de una persona: Que se siente maltratada por la sociedad o por la vida en general. U. t. c. s.

Este tipo de hombre se dedica a explicar cómo tú, como mujer en caza furtiva de hombre, no debes ser. Y esto lo hace a través de una app para ligar, porque… dónde si no. Definitivamente sus habilidades para camelar, sus habilidades sociales, sus habilidades como hombre y sus habilidades como ser humano escasean. Porque por lo visto si algo requerimos las mujeres es que nos digan cómo debemos comportarnos y cómo no hacerlo. Ayudadnos, por favor, necesitamos que nos guiéis en nuestra vida.

Un hombre resentido busca una tía normal

01.jpg

Estoy a punto de darte un like. Pero espera un segundito que tengo que montar un pollo por aquí antes.

La verdad es que rodearte de histéricas monta-pollos es agotador. Cómo tiene que haber sufrido, el pobre, en sus 31 años de historia. Este señor es que es un mártir, pero con las ideas claras. Tías normales, por favor.

04.png

“Bipolares no, por favor” te digo con mi mirada de resentido sentado en una roca en la nieve.

Histéricas, monta-pollos, bipolares… lo típico que esperas leer cuando entras en Tinder.

10.png

El colega gaditano es mucho de chuletas con ketchup y batido, de follar y de normal girls, please.

Conozco muchas mujeres guapas, fantásticas, maravillosas, grandiosas y fabulosas (ricas no tanto). Pero todas ellas son locas del coño, colegui gaditano. Sorry porque no somos normal girls.

Por cierto, os recomiendo muy mucho seguir a Locas del Coño en las redes y en su web. Sororidad como autodefensa feminista.

07.png

Te estás ganando un like. Ah no, espera. Al final NO.

Los resentidos son mucho de exigir gente normal y a la vez estar en contra de las exigencias. Son un oxímoron en sí mismos. Este señor en concreto está dolido porque todas las mujeres pedimos hombres de mínimo 1,80 de altura, pero luego no damos ni la mitad de lo que exigimos. Vamos, que queremos 1,80 y no medimos más de 90 centímetros. Les ha pasado a todos.

De un resentido también puedes adivinar de qué pie cojea por dónde pone las comas. Véase el “Me gustan muchas, cosas”. Ay, amigo. Baja de la parra.

09.png

Mira Pablo, me pego un tiro antes de darte un like.

Unos pequeños trucos del hombre resentido:

  1. Criticar que a la gente le guste viajar (¿?)
  2. Cuestionar la originalidad y divinidad de las mujeres
  3. Exigir normalidad
  4. Creerse superior intelectualmente
  5. Solo juntarse con emprendedores con empuje (¿?)

Otro día hablaré de los emprendedores del Tinder. Eso da para otro post bien largo.

Un hombre resentido necesita que le hablen

02.jpg

Uoooohhhh vete al logopeda

Qué pena que no me oigais. Si pudiera, incluiría aquí el audio del RAP DEL LOGOPEDA. Es de rima asonante, pero podría convertirlo en hit.

Un hombre resentido busca una niña apasionada

03.png

Hola Víctor, lo primero: ¿estás flotando en un croma? Lo segundo, me abstengo porque soy frígida.

Español, madrileño, republicano (si aceptamos el voileta como color), pero siempre apasionado. Ese es el macho ibérico. Ahhh si es que huelo a hormona desde aquí ya. Qué gusto, qué placer.

Jopelines, pero qué pena ser una frígida (con acento en la primera i). Víctor (con acento en la i), tengo que pasar de ti. Soy demasiado poco mujer, te pido perdón de antemano.
Ni comento la grima que me da que usen la palabra “niña” en Tinder.

Un hombre resentido precisa de más que un cuerpo bonito

05.png

¿Qué les pasa a los hombres con los dedos en la frente? Cuñadanos.

Qué profundos sois los hombres, joder. Si es que no logramos la igualdad porque no podemos equiparar toda vuestra sabiduría y saber estar con nuestro infantilismo y superficialidad. Yo es que solo tengo la cabeza en la fiesta y el fin de semana. Cuando llega el domingo mi cerebro se fagocita. No llores, que puede volver pulsando con dos dedos en la frente. Pero no me toques mucho que mi cuerpo bonito se marchita y lo necesito para la fiesta del fin de semana. Qué sincera, natural y sencilla soy. Perfecta candidata al amor del de verdad.

08.png

Acabar con un “gracias” después de faltar. Classic.

Entrar en Tinder para ligar, empezar a escribir tu perfil. Primero empiezas enfatizando los típicos odios universales como la falsedad. Y al final se te acaba yendo de las manos insultando a las mujeres que engañan.

¡Sí! ¡Somos gente divas malvadas! Empezamos engañando en las fotos porque queremos que se reconozca nuestro verdadero don: ¡engañar en persona! Pero qué crueldad. Gracias.

Un hombre resentido no busca na

06

¿Que si busco amor? ¿Que si busco sexo? ¿Que si busco una tuerca que apretar con mi llave inglesa?

El truco sutil del resentido es acabar con un guiño y besito, y parecer gracioso. Entre medias digo que las mujeres están locas, pero luego te pongo un emoji con un besín y muchos jajas de por medio, y mira qué bien, oye. Además te cuelo una foto de mi torso desnudo con una llave inglesa porque… no sé, si yo no busco ná que estáis a cual más loca.

Y con este post ni-feminista-ni-machista-sino-igualdad me despido con una última foto. Solo para gente que habla inglés:

11.png

No olvidéis, queridos hombres, además de ser machistas, ser un poco gordófobos también.

 

Tipos de hombres en Tinder: el ejemplar PACMA

Hace unas semanas os contaba acerca del ejemplar de hombre en Tinder más extendido: el entrenador personal. Esta semana la he dedicado a la investigación, y la verdad es que como conclusión, creo que hay otro tipo de hombre en Tinder igual o más extendido que el amado musculitos: el ejemplar PACMA (Partido Animalista Contra el Maltrato Animal). No obstante, lo he nombrado PACMA como podía haberle llamado Ejemplar Aparezco en mis Fotos con Animales Just For Aparentar. La madre qué poco quiere la gente a los animales. Y os habla una persona sin un cariño especial por la fauna.

En definitiva, aquellas que estáis en Tinder sabéis de sobra a qué me refiero. Si elimináramos de la app a los entrenadores personales y a los PACMA quedarían personas interesantes los otros tipos de razas masculinas no tan extendidas. Minorías étnicas.

Allá vamos.

EL EJEMPLAR PACMA

Del lat. anĭmal, -ālis.

Sinónimos: animalista, veterinario, toco animales raros, tengo más dinero que tú y por eso viajo a lugares exóticos con animales exóticos, tengo mascota, pasaba por el zoo y me he hecho una foto.

Clásico PACMA nº 1: el bebé trigre

01.jpg

Dani es un clásico de Tinder: quién no ha dado un bibe a un tigre bebé. QUIÉN NO.

Quienes no tenéis Tinder diréis: “Qué exagerada, pero si es monísimo”. Sí, es súper tierno que un chiquín le de el biberón a un minitrigre, la primera vez. Venga hombre, ya no me impresionáis. Dejad de amamantar a animales que les vais a provocar un corte de digestión.

Clásico PACMA nº 2: el elefante

02

Por supuesto, montando en elefante. Y quién no.

Cuando eres pequeña te dicen que los elefantes son majestuosos y peligrosos. 18 años después estás en Tinder y descubres ¡que no! ¡Pero si son los animales más majos del planeta! ¡Van siempre en fila contentos y cantando! ¿Qué puede hacer un ser humano mejor que montarse en sus lomos y cabalgar al viento? Además, por supuesto que les hemos preguntado antes, afirman estar encantadísimos de darnos paseos disfrazados de monjes budistas y echándoles flashazos. Para eso Noé les hizo un sitio en su arca.

Clásico PACMA nº 3: el tigretón

03.jpg

No todo el mundo tiene la oportunidad de tocar un tigre bebé, algunos también tocan adultos. Acabáramos.

Lo típico, ¿no? Vas paseando por la acera y de repente hay un tigre tumbado. ¡Hay que sacar el móvil cuanto antes! Por favor, mirad al tigre de la foto. Está hartísimo de los humanos, solo queda en él resignación.

Este no es un clásico pero es muy PACMA:

04.jpg

Todo me encanta. El superman de los animales abandonados se desacredita a sí mismo tres palabras después.

Quien le encuentre que le de un like. Quiero saber cómo va su misión rescatadora de gatitos y perros callejeros jajajaja bueno igual solo ha pasado una vez pero cuenta como que ha pasado.

Clásico PACMA nº 4: esa cosa

05.jpg

Estoy 89% segura de que se ha inventado el animal de la foto con una impresora 3D. ¿Tiene tres ojos? No le entiendo.

Otra cosa muy importante que os voy a decir: no perdáis nunca de vista vuestra meta en Tinder: hemos venido a ligar. Los animales son el camino, no la meta. Deben ayudarnos a alcanzar el objetivo final. Si comprobáis, el chico de arriba lo hace muy bien, nos cuela un animal raro (juro que sigo sin saber dónde tiene los ojos, no descarto que sea un peluche) pero nos dice que está soltero. Si queréis ligar con animales os lanzo la idea de crear una nueva app con ese fin. No olvidéis realizar un estudio de mercado antes, no vaya a ser que no tengáis público interesado.

Clásico PACMA nº 5: el canguro

06

El típico viaje a Australia incluye tocar un majísimo canguro en un parque.

Sí, mirad el canguro, tiene cara de querer ser tu mejor amigo. NO OS FIÉIS. El otro día vi este vídeo y sigo teniendo pesadillas de canguros fusionados con la cabra del Día de la Bestia. No toquéis tanto a los animales, joder, que luego pasa lo que pasa.

Clásico PACMA nº 5: el mono

07.jpg

Javier también se fue de viaje a tocar animalitos que le regalaron platanitos.

Monos, ¡Monos! Tampoco os fiéis. O es que no habéis visto JUMANJI, JODER. Qué obsesión con tocar animalitos que no están hechos para gustar a los humanos.

Aunque… reconozco que al monito de Javier le aceptaba un platanito de esos. Mírale qué riquillo. Puede ser igualmente que me esté inventando la fruta y que tampoco sea un platanito.

Clásico PACMA nº 6: el avestruz

08.jpg

Poj claro, quién no monta en avestruz a diario en su granja

El típico hombre PACMA comprometido con el bienestar animal. Me atrevería a decir que le ha pelado las patas y le ha puesto tacones. Qué estará pensando la pobre.

¿Clásico? PACMA nº 7: la gallina

09.jpg

Si no has viajado a Tailandia entre elefantes, siempre te quedará la gallina del pueblo

Mira, si queréis un amor en serio, comprometido y leal, darle un like a este señor con su gallina. Lo mismo te hace un caldo de pollo que te quita el virus del ordenador. Y no hace escalada, o sea que seguramente no te obligue a hacer escalada. Y mirad qué tierras más verdes tiene.

¿Clásico? PACMA nº 8: el antiPACMA

10.jpg

Ole, ole y ole, ¡viva el Toro de la Vega!

¿Qué atrae más que un torero? NADA. Bueno sí, se me ocurre algo: cualquier otra cosa. En realidad solo puedo mirar al hombre de la foto y soñar que eso que tiene en la mano es un queso y me lo va a dejar ahora mismo en mi puerta como ofrenda por citarle en Me metí en Tinder.

Y poco más, amigos y amigas. En realidad tengo unas 150 fotos más del ejemplar PACMA, pero me las dejo para más adelante cuando ya se me hayan acabado los temas de los que hablar y haya que reutilizar.

Me despido ya. Pero antes os animo a usar la opción “Recomendar X a tus amigos” cuando estáis viendo perfiles de muchachos o muchachas y creéis que habéis encontrado el amor de la vida… de otra persona. Tengo amigas que se han hecho Tinder por el mero placer y me envían oportunidades que creen que no debería dejar pasar:

11.jpg

Un señor cualquiera de 48 años yo diría que de Majadahonda. Qué más puedo pedirle al mundo.

Si encontráis alguna foto que creáis que pueda ser digna de aparecer en este blog (hombre, mujer u otros) podéis enviarla a memetientinder@memetientinder.com. Gracias, guapines.